Compartir

Instala y desinstala drivers en Windows 7 desde el panel de control

Una de las tareas que conllevan más tiempo y causan más problemas es, y sobre todo fue hace algunos años, la instalación o desinstalación de drivers.

Hago énfasis en que dicho problema fue peor en el pasado, porque en las distintas versiones de Windows, incluida XP, tener que instalar los drivers del monitor, el teclado, sonido o cualquier otro hardware era necesario que se hiciera de una forma bastante manual, buscando en internet los drivers que correspondían a nuestro modelo de dispositivo y, si no teníamos suerte y la empresa que vende dicho producto no cuenta con los drivers para descargar desde su página, teníamos que buscarlos en foros y webs.

Todo eso cambió con la llegada de Windows 7, ya que el sistema de forma automática cuenta con una extensa base de datos en la que se incluyen drivers genéricos capaces de hacer funcionar la mayoría de los productos tecnológicos que podamos comprar. Así, lo que antes era una tortura, ahora se ha simplificado a una tarea cómoda y que cualquier persona puede hacer.

Basta únicamente con enchufar, la mayoría de las veces a través de usb, el aparato que hayamos comprado para nuestro ordenador, y el sistema buscará si el driver que necesita está en los archivos de Windows 7, y de no ser así, cosa extraña, nos ofrece la oportunidad de buscarlo en internet, gracias a Windows Update, e instalarlo, todo esto de forma automática y sin pedirnos apenas ningún trabajo.

En cambio, a pesar de esa sencillez que caracteriza la instalación de drivers en Windows 7, algunas veces el driver que instala no es el más adecuado para nuestro hardware, o incluso puede no haber encontrado ni en el ordenador ni en Windows Update la solución adecuada, por lo que debemos hacerlo de forma manual.

Para ello, nos vamos al Panel de control, que está dentro del botón Inicio. Una vez allí entramos en la categoría que indica Sistema y Seguridad, y dentro de ella a la subcategoría Sistema.

Una vez dentro, a la derecha, hacemos clic en Administrador de dispositivos, donde a través de un listado agrupado según el uso que ofrece el hardware, encontraremos todos los componentes que tengamos conectados al ordenador.

Haces clic en el driver que te interese, y a continuación, clic derecho encima del mismo. En la lista nos dará la opción de instalar el driver, en caso de que no lo esté, o de desinstalarlo.