HTC Desire C, un Android asequible que llega en Junio

HTC sigue lanzando terminales para captar al máximo público potencial posible. Después de lanzar toda su familia One, con móviles de gama alta, media y baja, y de estrenarse en Windows Phone con el Titan II, HTC anuncia ahora el Desire C, un teléfono bastante limitado pero que traerá Ice Cream Sandwich como sistema nativo, su principal ventaja.

htc-desire-c

HTC acaba de anunciar la salida de un nuevo terminal, el Desire C, para el próximo mes de Junio. La marca asiática quiere llegar también al mercado menos exigente de clientes que no quieran un móvil muy potente, pero si actual. ¿Qué quiere decir esto? Que el nuevo HTC Desire C tiene unas especificaciones realmente limitadas, pero viene con Android 4.0 como sistema nativo. Habrá que ver también como funciona la última versión de Android en un móvil tan modesto.

Y reiteramos lo de modesto y limitado porque sinceramente, nos han sorprendido sus especificaciones. Estamos hablando de un terminal con una pantalla de 3,5 pulgadas con una corta resolución de 480 x 320. En cuanto al procesador, estamos ante un Qualcomm Snapdragon de un solo núcleo a 600 MHz, un procesador que se queda realmente corto teniendo en cuenta que ya casi cualquier smartphone lleva uno de 1 GHz al menos. Su memoria RAM es de 512 MB lo que tampoco ayuda a añadir potencia al dispositivo.

htc-desire-c-01

En cambio, hay otras tres características que si que suben un poco el nivel global del Desire C. Hablamos de su conectividad NFC, que se ve como el futuro de la conexión entre dispositivos móviles, una cámara de 5 megapíxeles que parece no estar tan mal, y sobre todo, el ya comentado sistema operativo Android 4.0 como sistema nativo en el teléfono, una cualidad de la que no muchos contrincantes pueden presumir… por ahora.

Evidentemente, el pecio de un terminal tan limitado no será demasiado alto. Se habla de que podría estar en torno a los 200 euros sin ningún tipo de contrato de permanencia con operadoras, por lo que será fácil verlo a 0 euros en muchos de esos contratos. Aunque el teléfono nos deja un poco fríos por su poca potencia, tal vez sea una buena solución para aquellas personas que busquen un terminal normalito pero actualizado a la última versión de Android. Si bien es cierto que hay mucha competencia también en este sector de gama baja, la mayoría de móviles no llevan Ice Cream Sandwich, lo que sí puede ser una pequeña ventaja del Desire C de cara al mercado.

redaccion

Deja un comentario