¿Por qué lo fabricantes nunca van a actualizar sus gamas medias/bajas?

Esta pregunta que muchos nos hacemos no es algo nuevo en el mundo Android. La fragmentación que esta política de dejar abandonados terminales a los pocos meses de salir al mercado es quizás uno de los principales problemas de Android. tener tantas versiones diferentes del mismo sistema operativo es un quebradero de cabeza para los desarrolladores. Pero, ¿por qué los fabricantes nunca van a actualizar sus gamas medias y bajas?

¿Por qué lo fabricantes nunca van a actualizar sus gamas medias/bajas?

¿Por qué lo fabricantes nunca van a actualizar sus gamas medias/bajas?

Esto que os contamos hoy es un mal endémico de cualquier fabricante de terminales Android pero quizás el mayor exponente sea Samsug que si bien últimamente está haciendo un relativo buen trabajo con sus gamas altas es verdad que en lo que se refiere a gamas bajas y medias deja mucho que desear. Por ejemplo, el Samsung Galaxy Ace 4, lanzado hace menos de un año, no va a recibir ni una sola actualización y por tanto no verá Lollipop de manera oficial. Pero, ¿por qué pasa esto?

Puede haber varias teorías para responder a esta pregunta pero nosotros creemos que se pueden resumir en las siguientes.

1.- Hardware insuficiente para la nueva versión.

Esta podría ser una de las causas. Es verdad que determinados saltos en las versiones de Android suponen un salto en cuanto a los recursos necesarios para su funcionamiento. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no es del todo cierto. Primero porque el hardware no esta tan obsoleto al no haber pasado suficiente tiempo desde su lanzamiento para que ni tan siquiera le haya dado tiempo a envejecer y segundo, no siempre una subida de versión implica mayores requerimientos. Pero sí, en algunos casos podría estar justificado un abandono por este motivo.

2.- La actualización no es rentable para el fabricante

¿De verdad alguien piensa que es rentable tener un equipo de programadores, analistas, etc.., en definitiva, un equipo de dearrollo de software, dedicado a la adaptación de la última versión de Android para terminales que costaron menos de 150 euros? Estos terminales tienen un bajo margen de beneficios que se reduciría a casi 0 si el fabricante destinase grandes recursos a su actualización.

Cierto es que otros fabricantes lo intentan, caso este de Motorola por ejemplo. Pero, ¿alguien ha visto la actualización del Moto e a Android 5.0 Lollipop? ¿Cuanto van a tardar? Quizás cuando el equipo de desarrollo dedicado a la actualización del Moto G o Moto X ya hayan acabado? ¿Merecerá la pena en ese momento? Y eso que hablamos de un fabricante con escasos 6 terminales ensas las gamas.

La verdad es que creo que los fabricantes juegan con la idea de que el usuario cambiará de smartphone antes de que merezca la pena su actualización, sobre todo si el coste para el usuario ha sido de menos de 150 euros y que además su próximo móvil implicará un salto de gama. Mientras tanto ellos seguirán ganando mala fama pero ojo, sólo ante los usuarios a los que la actualización les importa y ¿son estos una mayoría?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *