Contraseñas seguras y fáciles de recordar, los mejores consejos

En los tiempos que corren quien más o quien menos tiene una multitud de servicios, redes sociales, correos electrónicos, bancos online, etc,…, a los que tenemos que acceder mediante un nombre de usuario y contraseña. Mientras que esto no cambie, bien con la instalación de certificados digitales o la introducción de seguridad basada en parámetros biomédicos, tendremos que recordar nuestras contraseñas y hacerlas lo más seguras posibles. Nosotros te vamos a dar consejos para elegir contraseñas seguras y fáciles de recordar, unos consejos que provienen de los mejores hackers del mundo.

Es verdad que muchas veces podemos usar unas aplicaciones, sobre todo en entornos móviles como smartphones o tablets, que nos ayudan a gestionar las contraseñas, passwords o claves de nuestros servicios. Sin embargo, esto no evitaría que, ante una contraseña de seguridad débil, un hacker pudiera robarnos la cuenta de una red social o cosas mucho peores. La tentación de elegir contraseñas de tipo ‘123456’ es muy alta a la hora de dar de alta un usuario en cualquier servicio.

Contraseñas seguras y fáciles de recordar, los mejores consejos
Contraseñas seguras y fáciles de recordar, los mejores consejos

Generalmente los consejos para crear contraseña seguras nos dicen que debemos mezclar números y caracteres especiales, tipo números, símbolos de puntuación, etc…, pero esto hace que las contraseñas sean realmente difíciles de recordar. Por ejemplo, una clave del tipo ‘T.C-M.B-2.7’ cumpliría los mejores consejos sobre la fortaleza de la misma pero es realmente difícil de recordar. ¿Qué podemos hacer para tener contraseñas seguras y fáciles de recordar?

Consejos para contraseñas seguras y fáciles de recordar

Kurt Hacker Muhl de la compañía de seguridad redteam nos ha dicho que «Una de las maneras más fáciles de crear contraseñas seguras y que aún así sean fáciles de recordar es utilizar una frase completa». Es verdad que debe tenerse en cuenta que dicha clave debe contener números y caracteres especiales para hacerla aún más segura. Ejemplos como, «Mi meta # 1 es tener una novia» o «mi correo electrónico es abc90@gmail.com».

Con este tipo de contraseña, que ya de por sí sería muy segura, tendríamos problemas en la mayoría de servicios ya que las claves suelen estar restringidas a un número máximo de caracteres. Por eso, para completar los consejos que os damos sería comprimir esta frase y para ello usar las primeras letras de cada palabra. «Mm#1etun» esta sería como quedaría la clave del primer ejemplo. En el caso del segundo ejemplo, tendríamos «mceea@g.com». Cómo vemos, en ambos casos sería difícil descifrar la clave para acceder a nuestros servicios.

Esperamos que con estos consejos puedas elegir una clave realmente fuerte para que no te encuentres en la desagradable situación en la que te hayan hackeado la cuenta de facebook, twitter o la de tu banco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.