Nvidia GTX 1080, análisis de la tarjeta gráfica más potente del mercado

Nvidia GTX 1080, análisis de la tarjeta gráfica más potente del mercado

El viernes 6 de mayo NVIDIA presentó su nueva gama 10 de tarjetas gráficas basadas en la nueva arquitectura Pascal con las Nvidia GTX 1080 y la Nvidia GTX N1070 a un precio de 699$ y 449$, a la venta el 27 de mayo y 10 de junio respectivamente.

Ya se ha concretado el precio en euros de la GTX 1080 Founder’s Edition que ha quedado en 789 euros impuestos incluidos para Francia y Alemania, España todavía sin confirmar si mantendrá ese PVP aunque todo apunta a que así sería. La Founder’s Edition es el modelo base fabricado por NVIDIA con “materiales y componentes premium” incluyendo un chasis de aluminio y una placa trasera que mejora la disipación y la rigidez, además, con un ventilador capaz de expulsar todo el aire caliente fuera del chasis. Por ello el overclocking que la tarjeta podrá soportar será superior. El consumo también se ha mejorado con respecto al último modelo de la serie 980.

Análisis de la potencia, rendimiento y características de la tarjeta Nvidia GTX 1080, la cual viene acompañada de la GTX 1070
Análisis de la potencia, rendimiento y características de la tarjeta Nvidia GTX 1080, la cual viene acompañada de la GTX 1070

No se puede negar que estamos ante una tarjeta más potente, eficiente y superior al resto de gráficas del fabricante, pese a que algunos ya han considerado que aunque tiene mayor potencia, es menor de la que se esperaba en un comienzo, por un precio bastante elevado, lo que hará que algunos decidan esperar a la Nvidia GTX 1070 por tal de tener una potencia similar sin gastar tanto dinero. Sin embargo, es cierto que la mejora es más que palpable: Una GPU de 9 Teraflops, 7200 millones de transistores FinFET de 16 nanómetros, 8 Gb de memoria Ram GDDR5X funcionando a 10 Gb/segundo que aumentan en un 43% el ancho de banda de la 980 y elevan el ancho de memoria eficaz en 1,7 veces con respecto a la GDDR5 anterior, frecuencia de reloj de 1.6 Mhz de serie, 1.73 con boost y 2.1 overclockeada, 20 unidades de geometría y 160 de texturizado, y una disipación mejorada que aunque permite a la Nvidia GTX 1080 generar algo menos de ruido que las tarjetas de la serie 9, sigue haciendo bastante ruido para una tarjeta gráfica de esta generación.

La alimentación de la gráfica es también menor, y eso es un punto muy a su favor, funcionando únicamente a 180W con un único conector de 8 pines -en lugar de los 8+6 de la 980Ti por ejemplo- y una fuente de 500W. Además, las cifras comparativas que NVIDIA presentó en su conferencia para esta nueva arquitectura Pascal han sido muy prometedoras: 3 veces la eficiencia y 2 el rendimiento de una Titan X corriendo juegos en VR, lo que ha llevado a la compañía a calificar a su última tarjeta como “El nuevo Rey” de las GPU.

Conclusión de la Nvidia GTX 1080

El sistema de refrigeración está prácticamente al límite, el overclock es más complicado que antes, no es silenciosa y su elevado precio para el modelo Founders Edition (mejores materiales y componentes) hacen que el modelo base tenga peores temperaturas aún y que pierda facultades de overclocking.

Según las pruebas, sí, la GeForce GTX 1080 es muy buena gráfica, pero al compararla en términos de rendimiento respecto a la anterior generación no parece que estemos ante una nueva arquitectura a 16nm, no hay motivos para que la gente siga mal vendiendo sus GeForce GTX 970, GTX 980 y GTX 980 Ti. Seguimos sin ver una gráfica decente para 4K, quizás tengamos que esperar a la GTX 1080 Ti para que eso suceda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.