Análisis del ZTE Blade V7, todos los detalles después de un mes de uso

Del ZTE Blade V7 ya os hemos hablado en el momento de su presentación. Sin embargo, sabemos que eso se os queda corto si lo que queréis es saber si el terminal de los chicos de ZTE es bueno o no. Por eso lo mejor que os podemos traer es un análisis del ZTE Blade V7. Un terminal que fue destacado por sus especificaciones de gama media-alta y un acabado premium. Vamos a ver cómo se comporta este terminal tras un mes de uso.

Análisis del ZTE Blade V7. Características

El ZTE Blade V7 es el hermano mayor de los dos terminales que vienen a sustituir al exitoso ZTE Blade V6 y sus características son las que siguen,

Pantalla de 5,2 pulgadas Full HD, 2.5D

Procesador MediaTek MT6753 octa-core a 1,3GHz

2 GB de RAM

16 GB de almacenamiento interno

Cámara principal de 13MP PDAF

Cámara secundaria de 5 MP

Batería de 2500 mAh

LTE B2/4/7/12(28) or B1/B3/7/8/20 GSM 850/900/1800/1900 UMTS 850/1900(2100) or 900/1900/2100

Smart Sense gesture control, GPS, Wi-Fi 802.11 b/g/n, Wi-Fi Direct, Bluetooth 4.0, Radio FM, USB OTG

146×72,5×7,5mm

Android 6.0 Marshmallow

Un terminal que apoyado en los siempre fiables y económicos procesadores Mediatek llega al mercado para ocupar un hueco con el que ya se ha hecho ZTE hace tiempo.

Análisis del ZTE Blade V7. Diseño

Como hemos dicho en los apartados anteriormente el terminal de gama media-alta de ZTE se nos vendió con unos acabados premium. Un terminal que es fabricado en metal, concretamente aluminio, con una pantalla con terminación 2,5D suena bien. Es verdad que el terminal de ZTE tiene una parte plástica que es la que cubre las antenas y que podemos encontrar de forma poco disimulada en la parte trasera del terminal. Sin embargo, el tacto del terminal en mano es excelente.

El metal se siente frío en la mano, los acabados medianamente redondeados hace que la ergonomía del terminal en mano sea muy buena y no piensas en ningún momento que se vaya a resbalar ni inseguro. Los ajustes del terminal son excelentes, tanto en el logotipo incrustado en la trasera del terminal como en la bandeja de las tarjetas SIM. En nuestro mes de uso sin funda el terminal con un mínimo cuidado no ha sufrido nada en el uso. Cómo decimos, lo que sí nos ha gustado en cuanto a diseño es que el terminal se agarra con bastante seguridad debido a las líneas redondeadas de sus cantos. Esto hace que la ergonomía del terminal sea excelente a la hora de manipularlo.

A esta sensación buena en mano, quitando los dos detallitos del plástico trasero que os decimos, ayuda la terminación 2,5D de la pantalla que hace más suave la transición de la pantalla al cuerpo del terminal.

Análisis del ZTE Blade V7. Uso a diario

Hay que recordar que estamos ante un terminal cuyo precio es de menos de 170 euros actualmente y que el rendimiento en nuestra mano para el uso diario ha sido excelente. Para resumir, nosotros no hemos tenido problema alguno en el uso diario del terminal. Es decir, se ha comportado muy bien en la consulta de correos, Whatsapp, navegación por internet, etc…

Quizás donde peor se haya comportado, hay que decir que tampoco lo ha hecho mal, es en la ejecución de juegos exigentes. En este aspecto se nota la diferencia de precios. Sin embargo, el rendimiento ha sido más que bueno en todo lo demás. El precio bajo con respecto a otros terminales de rendimiento similar le podemos encontrar motivo en la inexistencia de sensor de huellas por ejemplo.

Análisis del ZTE Blade V7. Análisis de las cámaras

En cuanto a las cámaras podemos decir que estamos ante un terminal que no se queda corto casi en ninguna situación. Hemos realizado fotografías en diferentes situaciones. Diurnas, interior con luz artificial, nocturnas con poca luz, macro y en todas ellas el terminal se ha comportado con soltura. A parte de tener diferentes modos estándar nos hemos encontrado una característica que no habíamos visto en otros terminales. La cámara tiene la posibilidad de intentar minimizar un efecto que, ahora con las bombillas tipo LED, queda más patente que en el pasado, el parpadeo que se produce en las tomas cuando son realizadas bajo este tipo de luz.

 

En cuanto a los resultados que hemos obtenido con la cámara del ZTE Blade V7 los podéis observar en cada fotografía que se encuentra en la galería anterior.

Análisis del ZTE Blade V7. Conclusiones

Estamos ante un terminal que ya puedes encontrar en el mercado por menos de 170 euros y que ofrece un rendimiento para el diario muy aceptable. Un terminal que proporciona una buena experiencia de uso con una capa muy poco intrusiva en lo que es Android 6.0 stock. Un pequeño launcher que puedes cambiar cuando quieras. Tampoco encontramos demasiado bloatware del fabricante, así que punto a favor de ZTE.

Quizás lo que eches de menos sean detalles que ya empiezan a ser moneda común en los smartphones como el sensor de huellas. Así que desde nuestro punto de vista podemos estar ante una buena opción si quieres un terminal con un rendimiento ajustado a las exigencias más altas en cuanto al uso diario y no te importa que algún detalle se quede por el camino. Pero, ¿existe el móvil perfecto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *