Microsoft Surface Book 2, análisis a fondo

Microsoft Surface Book 2, análisis a fondo

Microsoft Surface Book 2
Microsoft Surface Book 2

El Microsoft Surface Book 2 es un dispositivo que se puede utilizar en modo portátil o en modo tablet. Si bien la tablet Surface tiene una función similar, la experiencia no es la misma debido a que el teclado del Surface Book es igual al de un equipo serio y no una cubierta de tela con teclas como lo es en la tablet.

Incluso en el nuevo Surface Book, el teclado es mucho más que eso y te averiguarás el porqué de esto a continuación.

Diseño y construcción

Dentro del chasis encontramos las baterías extras que le dan mucho estilo además de una tarjeta gráfica Nvidia GeForce 1050 con 2GB de memoria GDDR5 dedicada. Al trabajar en modo tableta, solo se utiliza el GPU integrado en el procesador de Intel, mucho más modesto en términos de capacidad.

Cuando se inserta el Surface Book en el soporte del teclado, se transforma en una máquina completamente nueva y diferente, mucho más capaz en términos gráficos.

A los lados del teclado están las entradas USB (2 + 1 USB Type C) y el lector de tarjetas SD. La entrada de la fuente de alimentación es similar a la de las tabletas Surface.

La tableta de Surface Book sólo tiene una entrada jack para los auriculares y las ranuras que conectan el teclado, donde la mayor de estas también soporta la conexión de la fuente de alimentación para cargar la batería sin necesidad del teclado.

Una de las cosas que más me gustan en los dispositivos Surface es la existencia de una entrada USB en el transformador que sirve para cargar otros dispositivos. Esta entrada también está presente en el cargador del Surface Book.

El Microsoft Surface Book 2 utiliza magnesio como material principal con un muy buen nivel de acabado. Microsoft ha dado mucha importancia a los detalles, incluso los que no son demasiado visibles como por ejemplo haber instalado un imán que sirve para mantener el ordenador cerrado cuando no está en uso. Esto no era, en absoluto necesario, pero a veces oír un clic cuando se cierra hace la diferencia.

Rendimiento

Los componentes principales del Surface Book están dentro de la tableta e incluyen un procesador Intel Core i7-8650U con cuatro núcleos que funcionan en una gama de frecuencias que va de 1,9 a 2,11 GHz. El procesador está acompañado por 16 GB de memoria RAM y 1 TB de espacio de almacenamiento en SSD.

En términos de rendimiento, es una máquina muy sólida tanto a nivel de productividad pura, como de juegos. Sin embargo, en modo exclusivamente tableta se nota mucho la falta de un GPU más potente.

Al probarla en dos ocasiones: una en modo ordenador portátil y en modo tablet, los resultados fueron curiosos. Por ejemplo, en modo tablet, la batería dura prácticamente una cuarta parte del tiempo que en modo portátil con las baterías extra dentro del teclado.

En las pruebas con el PCMark 10 en modo ‘Extended’ (en la tableta) que incluyen más componentes gráficos, también se notó mucho la falta de cooperación de la GPU de Intel integrada en el procesador.

Pantalla y acople con teclado

La pantalla de la unidad probada tiene 13 pulgadas y ofrece una resolución nativa de 3000 x 2000. También hay una versión con pantalla de 15 pulgadas con un poco más de resolución (3240 x 2160), que incluye una gráfica más poderosa GeForce 1060 con 6 GB de memoria gráfica dedicada.

El Surface Book utiliza un sistema original para sujetar el teclado a la tableta. Se trata de un material «con memoria», a lo que Microsoft llamó ‘muscle wire lock’ – cambia de forma y luego vuelve a la forma original. En este caso, cuando se pulsa una tecla especial en el teclado del Surface Book, se pasa corriente eléctrica a través de un hilo que hace que contraiga, lo que libera la tableta del teclado. Después, si necesita volver a usar el teclado, simplemente insertas la tableta otra vez en la ranura para que quede acoplado.

Además de la innovación, este sistema es necesario debido a la existencia de una gráfica en el teclado que, si fuera removida súbitamente podía hacer que las aplicaciones que la están usando en ese momento dejen de funcionar y bloquear así todo el sistema. Por lo tanto, cuando se pulsa la tecla, el sistema detecta las aplicaciones que utilizan la tarjeta gráfica y le pide al usuario autorización para cerrarlas antes de permitir el desacoplado de la tableta.

 

Conclusión

El Microsoft Surface Book 2 es una máquina con dos personalidades: en modo ordenador es uno de los mejores que hemos visto pero en modo tablet no impresiona, siendo su principal punto débil la batería.
Dicho esto, no deja de ser una máquina muy agradable de usar. La pantalla es excelente y, si desea gastar un poco más, también se puede adquirir el lápiz opcional que permite escribir directamente en la pantalla. El precio no es muy atractivo, pero la calidad se paga.

Ficha Técnica

  • Procesador: Intel Core i7-8650U (quad-core)
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro Creators Update 64-bit
  • Dimensiones: 312 x 232 x 13-23 mm
  • Peso: 1534 gr
  • Almacenamiento: 1 TB PCIe SSD
  • Pantalla: 13,5” (3000 x 2000)
  • Gráficos: Intel HD Graphics 620 y NVIDIA GeForce GTX 1050 con 2GB GDDR5
  • Memoria RAM: 16 GB RAM 1866 Mhz LPDDR3
  • Conectividad de red: Wi-Fi 802.11ac, Bluetooh 4.1 LE
  • Puertos: 2 USB 3.0 Type A, 1 USB Type-C, lector de memorias UHS-II SDXC, jack de 3,5 mm
  • Precio: 1749 Euros

Más información sobre el Microsoft Surface Book 2

Sitio web oficial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.