Adicción a Netflix

Registrado en la India el primer caso clínico de “adicción a Netflix”

A estas alturas de la película la gran mayoría de los que nos leen deberían estar familiarizados con el término “maratón”. Algo a lo que los suscriptores de Netflix se acostumbraron pronto gracias a que este servicio de streaming ofrece la posibilidad de ver “de un tirón” cualquiera de las series que se alojan en sus servidores.

Últimamente, el servicio de streaming viene evitando este término, debido a supuestos casos de personas que pasan más tiempo de lo que deberían delante de las pantallas…los más aprensivos tendrán en sus manos un nuevo arma con el que luchar contra este tipo de servicios…ya que parece que Netflix puede ser algo parecido a una droga. Lo decimos por que acaban de registrar en la India el primer caso clínico de “adicción a Netflix”.

Adicción a Netflix
¿Tienes esta cara tras un maratón de episodios de una serie en Netflix?

¿Netflix es una droga? Registran el primer caso de adicción a Netflix

Acaba de registrarse el primer caso clínico de “adicción a Netflix” confirma esta teoría: un usuario indio que pasaba en promedio siete horas al día viendo las múltiples series de la plataforma fue sometido a un tratamiento de desintoxicación en un hospital para transtornos mentales. De acuerdo con el periódico The Hindu, la semana pasada, la clínica del Servicio para uso sano de la tecnología (SHUT, en inglés) del Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias (NIMHANS) en Bangalore, India, trató a un hombre de 26 años que dijo “ser adicto a Netflix durante más de seis meses”.

Su hábito compulsivo le causaba fatiga, cansancio visual y ciclos irregulares de sueño. Manoj Kumar Sharma, jefe de la SHUT, dijo que ver la programación de la plataforma de esa forma contribuyó a que el paciente olvidara sus preocupaciones mientras estaba desempleado, por un largo período de tiempo: “siempre que su familia lo presionaba para ganarse la vida o cuando veía a sus amigos les iba bien, él volvía a Netflix, que le ofrecía oferta continua de series. Fue una manera de escapar de sus problemas. “Él podía olvidar sus problemas y obtuvo un gran placer con eso”, dijo el médico.

Para evitar que cualquiera acabe así…sólo hay un a recomendación…la de dosificar el uso de Netflix.

Con más de 130 millones de suscriptores en todo el mundo, una encuesta de la compañía de equipos de red Sandvine apunta que actualmente el 15% del tráfico de streaming que los usuarios bajaban de la web viene de Netflix – que dice tener un promedio de visualización de 50 minutos por usuario en la plataforma diariamente .

El número de personas que buscan terapia para tratar la “adicción a Netflix” viene aumentando y la primera recomendación de los profesionales es, por supuesto, dosificar el uso. Como esto suena mucho más fácil de decir que de hacer, algunos médicos vienen desarrollando un programa para cuidar de esos pacientes – siempre con la idea de que hay que reconocer que la vida “allá afuera” puede ser tan recompensadora como la representada en las pantallas.

La dependencia a los dispositivos no está vinculada únicamente a Netflix y actualmente hay un esfuerzo conjunto de los gigantes de la tecnología para combatirla. Google y Apple ya vienen distribuyendo monitores y sistemas gestión de uso para evitar la sobrecarga y otras compañías siguen ese mismo camino.

La propia Netflix también viene hablando discretamente al respecto, al sugerir que sus espectadores tengan “responsabilidad durante las maratones”. Pero al parecer no es suficiente.

¿Que opináis de este tipo de adicciones? Podéis dejar vuestras respuestas en los comentarios…

Saludos desde lo más profundo de los bytes.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.