iPad vs Tablets con Android y Windows 8

Mucha gente se pregunta que elegir, optar por Apple y comprar el iPad u optar otra marca y comprar otro tipo de tablet. Si eres una de esas personas que está pensando que comprar hoy vamos a intentaros ayudar a la hora de elegir entre un iPad de Apple o una tablet de otras marcas.

Que Tablet comprar

En un primer momento quizás nos dejemos llevar por el efecto Apple, es decir, vernos atrapados por el efecto llamada de una compañía que sabe como vender sus productos. Es evidente que Apple realiza buenos tablets y para algunos disponer de un dispositivo de esta compañía es entrar en un club, el club de los que tienen un dispositivo con estilo, diseño…claro está que entrar en este club nos costará algo…billetes.

Existen muchas tablets en el mercado que tanto por características técnicas como por funcionalidad pueden ofrecernos lo mismo que un iPad, tan solo debemos abrir los ojos y sobre todo debemos conocer cuales son las necesidades que queremos cubrir. ¿Opciones? Tenemos varias desde tablets con sistema operativo Android, como con Windows 8, cuya interfaz Metro está específicamente diseñada para ser ejecutada en un tablet, eso sin olvidar que existen otras propuestas como las lanzadas por BlackBerry o por otras compañías que apuestan por otros sistemas operativos.

¿Cual es el lado bueno y el lado malo de tener un iPad y una tablet de cualquier otra marca?

Quizás uno de los puntos más fuertes de tener un iPad sea la solidez del AppStore junto a la sensación de que Apple ha mimado sus dispositivos. Por contra tenemos como ya comentamos el elevado precio inicial y el hecho de tenemos que un buen número de las aplicaciones desarrolladas para este sistema no son gratuitas.

En el otro lado tenemos tablets como las lanzadas por Sony, Samsung, Motorola, Toshiba, Lenovo, LG, HTC, Amazon o la propia Google, que apuestan por un sistema operativo que cada vez es más y más utilizado y sobre el que van apareciendo opciones que intentan dar al usuario el mismo trato y cuidado que el que pueda dar Apple.

La ventaja de Android sobre Apple es que nos brinda una amplia capacidad de personalización. El dispositivo es nuestro y podremos usarlo como queramos. Existen numerosos foros y aplicaciones que nos podrán ayudar a resolver los problemas a los que podamos enfrentarnos. Por contra y debido al gran número de compañías distintas que desarrollan sus propias tablets, con sus diferentes capas de personalización el usuario puede llegar a enfrentarse a situaciones como por ejemplo la de no saber porque su dispositivo no se ha actualizado a una nueva versión pese que hace meses que saliera dicha actualización.

En cuanto a precios existe una amplia variedad de propuestas que se ajustan a todas las necesidades y a todos los bolsillos, por lo que sería la opción indicada si no queremos gastarnos demasiado dinero en este tipo de caprichos.

Respecto a las tablets con sistema operativo Windows 8, la ventaja es que el usuario ya se encuentra familiarizado con este sistema por ser el mayoritario en los PC de escritorio. Pese a todo la nueva interfaz Metro supone un cambio al que abra que adaptarse. También hay que destacar que estas tablets no suelen ser precisamente baratas estando sus precios.

Como ya he mencionado antes…nuestra elección debe depende de dos factores, conocer cuanto dinero estamos dispuestos a gastarnos y posteriormente conocer cuales son nuestras necesidades para determinar cual de las distintas tablets existentes en el mercado se adapta mejor a nosotros. Debemos preguntarnos ¿para que la voy a usar? ¿la tendré mucho tiempo en la mano? ¿cuanto me gustaría que durara la batería? ¿la usaré para jugar, navegar o para otras cosas? Responder estas preguntas nos ayudarán a determinar el tamaño de la pantalla entre otras muchas cuestiones.

Saludos desde lo más profundo de los bytes.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.