Compartir:

El fabricante de teléfonos chino ZTE podría estar a punto de recibir un indulto por parte de Trump a su “sentencia de muerte”, ya que el domingo Trump escribió esto en su cuenta de twitter: “El Presidente Xi de China y yo, estamos trabajando juntos para dar a la compañía telefónica china, una alternativa de volver al negocio en los estados Unidos.”
Mas tarde, el secretario de Comercio de EEUU dijo que su departamento está buscando “remedios alternativos” para castigarla en lugar de mantener la sentencia de prohibición comercio en EEUU durante siete años.

ZTE y el presidente Trump

¿Qué pasó con ZTE y el presidente Trump ?

ZTE es el cuarto fabricante de teléfonos inteligentes de Estados Unidos, y se declaró culpable el año pasado por enviar dispositivos de fabricación estadounidense de forma ilegal a Iran y Corea del Norte, por eso fue sentenciado a 7 años de prohibición de comercio con EEUU.

ZTE utiliza componentes y software de varias empresas de EE.UU, y si la prohibición continua, millones de consumidores y proveedores estadounidenses, ademas de gobiernos aliados, estarían en riesgo si no se fabrican actualizaciones de software, ya que en estos momentos no puede obtener actualizaciones rutinarias de software ni servicio de parches de seguridad para sus dispositivos”.

Es por eso que Estados Unidos podría reconsiderar su castigo a ZTE ya que hay mucho dinero y riesgo en juego.

Qualcomm y Akasha Communication corren un mayor riesgo

Entre sus principales proveedores se incluyen Qualcomm, Broadcom, Intel, Texas Instruments, Xilinx, Akasha Communications y SanDisk,

Ademas se calcula que más de 30 millones de consumidores estadounidenses poseen productos ZTE, sin contar que ha desplegado más de 600 redes de comunicación en 100 países, incluyendo más de cien redes inalámbricas 3G/4G en más de 50 países.

Sus mayores despliegues se encuentran en la India, donde sus redes dan soporte a 100 millones de usuarios, le sigue Indonesia, donde da soporte a 30 millones de usuarios.  Italia y Austria, dos aliados de Estados Unidos en la OTAN , también cuentan con el apoyo de la infraestructura de esta red celular con 29 millones y 3,7 millones de usuarios, respectivamente.

“Sería muy difícil para ZTE seguir operando en toda su capacidad si no se levanta la prohibición a corto plazo.”

Así que mientras que ZTE pudo haber sido la primera víctima de la guerra comercial entre Estados Unidos y China el mes pasado, pero este mes puede estar entre los primeros beneficiarios de las novedosas relaciones armoniosas entre Washington y Corea del Norte, gracias a la influencia de China en la región.

 

Te recomendamos:

Déjanos tu opinión: